lunes, 10 de julio de 2006

SOLO DE... "El rapto en el serrallo" en el Teatro Roma, por Javier Villa

KONTANZE ÚNICA EN EL TEATRO ROMA
Teatro Roma, Sarmiento 109, Avellaneda.
Miércoles 21 de junio, 20.30
DIE ENTFÜHRUNG AUS DEM SERAIL (El rapto en el serrallo), ópera en tres actos de Wolfgang Amadeus Mozart. Dirección musical: Susana Frangi. Puesta en escena: Maria Concepción Perre y María de la Paz Perre. Escenografía: Facundo Lozano. Iluminación: Ernesto Bechara. Vestuario: Producción Teatro Argentino de La Plata. Dirección del coro: Ricardo Barrera. Reparto: Soledad de la Rosa (Konstanze), Carlos Natale (Belmonte), Leonardo Palma (Osmin), Claudia Montagna (Blonde), Ariel Pecchinotti (Pedrillo) y Sergio Geuna (Selim). Orquesta Sinfónica Municipal de Avellaneda. Coro del Instituto Municipal de Música de Avellaneda.
La relevancia de Die Entführung aus dem Serail (El rapto en el serrallo) no sólo se debe a la maravillosa música mozartiana, sino porque en cierta medida “fundó" las bases de la ópera puramente alemana, que luego continuaría su línea con Die Zauberflöte (La flauta mágica) para establecerse definitivamente en el siglo XIX de la mano de Carl Maria von Weber y Richard Wagner. Este singspiel –ópera cómica o ligera con diálogos hablados– tomó una temática ya abordada por otro compositor –ignoto para nuestros tiempos– Johann André, que había compuesto la ópera Belmonte y Constanza. Inmersa en un ambiente turco, esta ópera se convirtió en un éxito y fue rápidamente incorporada en los repertorios de muchas compañías.

Desde el punto de vista estético, la innovación de Mozart se advierte en el uso de recursos orquestales para dar colores tímbricos exóticos que soslayan el ambiente propuesto por el argumento. Vocalmente posee notables pasajes virtuosísticos, siendo una de sus obras de más compromiso técnico para su realización.

El elenco que se presentó en el Teatro Roma de Avellaneda centró su atractivo en la pareja protagónica y en particular en el desempeño de Soledad De la Rosa. La soprano demostró estar impecable para abordar las dificultades técnicas del rol, así como también ser una intérprete sensible que brindó calidez a Konstanze. Desde la primera aria delineó las agilidades con absoluta precisión así como también su innata musicalidad garantizó un excelente fraseo. Por su parte el tenor Carlos Natale ofreció –desde el inicio mismo de la interpretación– la brillantez de su voz sustentada en una cuidada línea y un dúctil fraseo. Lo único que podría objetársele es un compromiso mayor en la entrega escénica.

Carlos Natale, Soledad de la Rosa, Claudia Montagna y Ariel Pecchinotti
en Die Entführung aus dem Serail, Teatro Roma, Avellaneda, 2006

El personaje de Osmin encarnado por el bajo Leonardo Palma contó con gracia y una sonoridad vocal plena e interesante. Lamentablemente una borrosa afinación desmereció vocalmente su labor. En otro plano distante estuvieron Claudia Montagna y Ariel Pecchinotti como Blonde y Pedrillo respectivamente. Montagna, con una voz poco controlada, careció de sutileza y encanto en un rol que exige una voz más liviana. En tanto, Pecchinotti se vio sobrepasado en sus partes solistas en las cuales se evidenció una emisión vocal forzada, perceptible en el registro agudo. Ambos contaron con dudas en el aspecto musical de la obra. Los cortes que se hicieron al personaje de Selim hicieron que se descontinuara escénicamente su desenvolvimiento, no obstante Sergio Geuna se desempeñó con absoluta convicción.

Aún con la austeridad de medios con que contaron, que se manifestaron en una escasa escenografía y un discreto vestuario, María Concepción y María de la Paz Perre se aproximaron a un ambiente apropiado para la trama con oportunos toques comicidad. Su marcación actoral tendió al dinamismo, pudiendo destacar la individualidad de los intérpretes en sus intervenciones solistas pero también un equilibrio en las apariciones de los números de conjunto.

La dirección musical de Susana Frangi poco pudo hacer con las limitaciones técnicas y musicales de la Orquesta Sinfónica Municipal de Avellaneda. Se advirtió el cuidado con que condujo a los músicos así como también la atención con que marcó a algunos de los intérpretes.

Esta versión de Die Entführung aus dem Serail se suma a la serie de interpretaciones que se están ofreciendo en Buenos Aires en conmemoración del año Mozart. Gratamente se ha podido apreciar la esencia de este singspiel, en un pilar vocal importantísimo como es Soledad De la Rosa.

Javier Villa

¿Qué te pareció este comentario? ¿Estuviste en esta ópera y no coincidís? Dejanos tu opinión clickeando en donde dice “Comments”. Hagamos de Tiempo de Música un espacio para debatir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

IMPORTANTE: Dada la posibilidad de comentar en forma anónima, no se aprobarán comentarios que contengan agravios o ataques personales.