lunes, 28 de agosto de 2006

SOLO DE... "Tosca" en el Teatro Solís de Montevideo, por Javier Villa


PISCITELLI COMO TOSCA: CANTAR EL ARTE PUCCINIANO

Teatro Solís de Montevideo
Sábado 19 de Agosto, 20.00


La soprano italiana Maria Pia Piscitelli como Tosca,
segundo acto, Teatro Solís de Montevideo, 2006
TOSCA, ópera en tres actos de Giacomo Puccini. Dirección musical: Federico García Vigil. Puesta en escena, escenografía e iluminación: Roberto Oswald. Diseño de vestuario y colaboración de regie: Anibal Lápiz. Colaboración escenográfica y resolución de perspectiva y color: Cristian Prego. Director de coro: Antonio Domenighini. Directora del coro de niños: Cristina García Banégas. Reparto: Maria Pia Piscitelli (Floria Tosca), Luis Lima (Maria Cavaradossi), Federico Sanguinetti (Barone Scarpia), Ariel Cazes (Cesare Angelotti), Daniel Romano (Sacristán), Leonardo Ferrando (Spoletta), Eduardo Salsamendi (Sciarrone), Nicolás Zecchi (Carcelero), Carmen Pi (Pastor). Orquesta Filarmónica de Montevideo. Coro del SODRE. Coro de Niños del Colegio Inglés.
Con motivo del festejo de su aniversario número 150 y en una cobertura especial de Tiempo de Música, el Teatro Solís de Montevideo escogió uno de los títulos más relevantes del género operístico: Tosca de Giacomo Puccini. Estrenada el 14 de enero de 1900, esta ópera es el primer título cabalmente verista dentro de la producción pucciniana. Basada en la pieza teatral La Tosca de Victorien Sardou, captó la atención de Puccini en 1887 y luego de un período en el cual cosechó éxitos con otras de sus obras, finalmente se abocó a la composición de esta ópera. La obra de Sardou cuenta con elementos históricos, suspenso, dramatismo, romance, traición y tragedia que Puccini magistralmente supo tomar para crear una ópera de una construcción inigualable basándose en recursos musicales como motivos recurrentes –melodías que identifican a los personajes–, uso de la disonancia, escenas más abiertas, como así también la inestimable vena melódica pucciniana para crear arias que quedaron en la historia de la ópera por derecho propio.

La creación de Puccini no sólo requiere un ambicioso elenco desde el punto de vista vocal, sino también una entrega y un manejo escénico de difícil realización. Tanto Tosca, Scarpia y Cavaradossi sostienen dramáticamente la acción, siendo los dos primeros quienes tienen el mayor compromiso teatral. El uso de la orquesta es en esta obra otro acierto de Puccini por su indudable participación en el juego teatral, tanto para sostener situaciones dramáticas como para reforzar la línea melódica vocal con las cuerdas, recurso utilizado por otros compositores en especial su contemporáneo francés Jules Massenet.

Final del primer acto de Tosca, Teatro Solís de Montevideo, 2006

La intervención de la soprano italiana Maria Pia Piscitelli en el rol de protagónico merece un capítulo aparte. Desde el inicio mismo de la representación ofreció su personalidad cautivante, entrega escénica y, lo más importante, el atractivo de su canto. La emisión envolvente que posee encontró la justa medida para lograr una de las Toscas más creíbles en escena. La interpretación de “Vissi d´arte” descolló en una gran ovación. Por su parte, el tenor Luis Lima ofreció un apasionado y comprometido Cavaradossi. Su voz de tenor lírico ha perdido con el paso del tiempo la belleza tímbrica particularmente en el centro. Asimismo el fiato ha perdido la firmeza. En líneas generales, su emisión está algo gastada aunque sigue convenciendo por su calidad artística. El barítono Federico Sanguinetti hizo su primera representación de Scarpia. Aún cuando fue elocuente el compromiso con qué abordó su rol, su lectura careció de la vil aristocracia que caracteriza a este personaje. El canto de Sanquinetti fue ajustado pero carente de brillo. Ariel Cazes como Angelotti logró un desenvolvimiento escénico persuasivo, aunque su emisión carece de calidez que repercute en su fraseo. Tanto Daniel Romano como Leonardo Ferrando se mostraron con discreción como el Sagrestano y Spoletta respectivamente: ambos contaron con algunos titubeos tanto en el plano vocal como musical.

La dirección musical a cargo de Federico García Vigil fue adecuada aún cuando se advirtieron algunos pequeños desajustes en el ensamble con los cantantes. El sonido orquestal se vio algo comprometido en la afinación, particularmente en los violoncellos, como se pudo apreciar en ciertos interludios. La labor del coro presentó una sonoridad heterogénea, poco consistente, en la escena final del primer acto.

El detalle cuidado fue una de las características de la interesante puesta de Roberto Oswald. El diseño escenográfico, sin embargo, resultó un tanto sobrecargado en ornamentos para las dimensiones del escenario del Teatro Solís. La iluminación así como el vestuario –donde se destacaron el uso de los colores e intensidades– estuvieron en concordancia con lo vistoso de su propuesta. La régie logró momentos de suma tensión y dramatismo como en el final de segundo acto debido a la labor comprometida de los intérpretes.

La deslumbrante participación de la soprano María Pía Piscitelli, el realismo estético de la puesta de Oswald y la entrega de Luis Lima fueron algunas de las pinceladas de este atrayente espectáculo, que fue recibido con gratitud por el entusiasta público montevideano. De este modo, el Teatro Solís inauguró su temporada lírica 2006 con un acierto en tonalidad pucciniana.

Javier Villa

Imágenes gentileza Teatro Solís, fotografías de Magela Ferrero.

2 comentarios:

  1. escribo con mucho respeto para señalar algunas discrepancias sobre la nota de tosca en montevideo,nosotros fuimos con mi marido al teatro y la verdad que si algo tuvo parejo por gente que fue a otras funciones fueron cazes y romano asi lo señalaron todos los medios nacionales y algunos medios en internet ,de todas maneras son pequeñezes pero lo que es la musica todos vemos y escuchamos diferente ,con todos mis respetos ,Julia Camargo

    ResponderEliminar
  2. Estimada Julia:
    Muchas gracias por su opinión. Lo bueno que tiene la música -y en especial la ópera- es generar opiniones diversas, y lo importante es poder fundarmentarlas, como así lo hizo Javier. Si tiene alguna duda o nuevo comentario, por favor háganoslo saber.
    Aprovecho para invitarla a visitar nuestro nuevo formato en www.tiempodemusica.com.ar
    Un saludo cordial,
    Luciano

    ResponderEliminar

IMPORTANTE: Dada la posibilidad de comentar en forma anónima, no se aprobarán comentarios que contengan agravios o ataques personales.