lunes, 20 de julio de 2015

“Cavalleria rusticana” e “I pagliacci” en el Teatro Colón : Argentinidad al palo

 

A pesar de una ambiciosa puesta escénica que buscó unificar las dos óperas en una única historia con dos partes, la plúmbea dirección musical apenas logró conectarse con las emociones que encierran ambas partituras. Por Ernesto Castagnino
 
Leer artículo completo aquí.
 
Espacio de Opinión y Debate
Estuviste en esta obra, ¿cuál es tu opinión? ¿Qué te pareció esta nota? Dejanos tu punto de vista.

1 comentario:

  1. Hola. Estuve ayer martes en la última función y concuerdo con tus comentarios. Hubo demasiadas originalidades en la régie de Cura. Además, el bandoneón no amalgamó nada bien con la orquesta en el intermezzo de Cavalleria y a la dirección orquestal le faltó empuje. Los cantantes de correctos a muy bien. Por todo lo que se lee, esperaba un Cura gritón. No fue para tanto, aunque el repertorio seguramente ayudó a enmascarar la cosa y para mí falló en Vesti la giubba que hallé muy precipitada. Creí que la interpretaría de manera diametralmente opuesta, alargando eternamente las frases para mostrarse sufriente en extremo. Pero no, se despachó muy rápido las frases previas al Ridi Pagliaccio y tampoco encontré en su canto ninguna búsqueda de electricidad o vértigo que justifique la velocidad adoptada. Al final del agudo también advertí algún sonido ingrato o destimbrado. Para mí fue otra noche de nivel apenas pasable como las que viene ofreciendo el Colón este año, tal vez un poco por encima de Werther y Elixir.

    ResponderEliminar

IMPORTANTE: Dada la posibilidad de comentar en forma anónima, no se aprobarán comentarios que contengan agravios o ataques personales.